Translate

miércoles, 31 de octubre de 2007

Pequeño cuento de Halloween

¡Con lo abierta a lo paranormal que yo me creía! ¡Y allí estaba aquel fantasma intentando convencerme de su existencia mientras yo buscaba sin éxito una caja de Valium!
- Que si, que si…que tu ponte como quieras. Que por más Valiums que te tomes no voy a desaparecer. Por cierto, dejaste la caja en el cajón de los calcetines, pero la química jamás acabará con los misterios de la ciencia.

8 comentarios:

Insonrible dijo...

Bueno, a lo mejor la química realmente se establezca entre los calcetines y algún Valium y la noche de Halloween monten una juerga que no veas... Un Valium pasando a toda mecha por entre un agujero de un calcetín (de esos que se dejan ahí y se dice "ya lo coseré"), un calcetín jugando a ahogar a la caja de Valiums... ¿Por qué no?...

Insonrible dijo...

Y si no, los valiums puedem pasar a toda velocidad por los agujeros del dedo gordo del pie de los calcetines. Menuda juerga. Eso sí es química... O los calcetines pueden jugar a axfixiar a los Valiums al grito de "la peste"...

samedimanche dijo...

"La peste"? Eso no formaba parte de los encantos de la difunta Lula?

Insonrible dijo...

Sí, Lula siempe en nuestro recuerdo. Pobrecita, la de pestes que tuvo que soportar de ya sabemos quién...
Va por ella, que en el cielo esté.

Anónimo dijo...

Que pesteeee! Uyendo la pobre se tiró por el balcón y cambió su caracter para siempre... esos ataques a traición directa a los tobillos , esas bufadas a propios y extraños... Lula nos espera en el infierno, feliz sin que le toquen la flauta!
Soy bohemio!

Anónimo dijo...

Huyendo va con H!
Soy bohemio!Soy analfabeto!

samedimanche dijo...

Eres Drácula Ye-Yé

Insonrible dijo...

¡Eres un bohemio sin ligazones gramaticales!