Translate

martes, 29 de enero de 2008

Juvenilia Brontiana: lecturas para el 2008 ( y II )




En el verano de 1826 el señor Brontë regala a Branwell una docena de soldaditos que desencadenan los imaginativos juegos de los niños y provocan una serie de “obras amorales” de poder y explotación. El título de la primera obra Young Men ( junio de 1826 ) marca la entrada de las niñas Brontë en un mundo de acción. Los soldados, dirigidos por el “hijo” de su admirado duque de Wellington, parten para África, donde se establecen en una serie de “tierras”, cada una perteneciente a uno de los niños.






Progresivamente, Charlotte se unía a Branwell en sus anárquicos juegos de guerra , de los que surgieron la confederación de la Ciudad de Cristal y, más tarde Verdópolis o Angria ( bautizada posiblemente a partir de Kanhoji Angria, fundador de un reino pirata en la costa de la India, que se resistió a los ingleses a finales del siglo XVII y principios del XVIII, hasta su conquista en 1756 ).
A su vez, cuando Charlotte partió para la escuela en 1831, Emily empezó otras obras con Anne, hartas de las lánguidas heroínas de Charlotte y las batallas de Branwell: ése fue el principio de la saga de Gondal, de la que sólo se conservan los poemas que incluía y unas cuantas observaciones crípticas.





Tumba de Anne Brontë en el cementerio de Scarborough


Así, mientras Emily se entregaba a las románticas y feroces aventuras que cabría esperar de una creatividad como la suya, Charlotte desarrollaba la saga de Angria, moderando con amor y elegancia canalla los desastres de las guerras organizadas por su hermano ( curiosamente, en las juvenilia, Charlotte nunca adoptó una voz femenina, sino que se identificó con la fuerza de los hombres y su privilegio de expresión pública, anticipando la aparición del “Currer Bell” que publicaría Jane Eyre ).
Ambos, Charlotte y Branwell, dieron forma a sus escritos imitando a sir Walter Scout y Lord Byron, a Shakespeare, Milton, el doctor Jonson y a Wordsworth, desarrollando todo un corpus literario entre 1832 y 1835.
Generalmente se considera que la saga de Angria prefigura la obra madura de Charlotte, y se observa el parecido entre el autoritario personaje de Zamorna y el posterior Rochester.
Es maravilloso observar el sorprendente salto literario de Charlotte entre estas banales historias de amor de la década de 1830 y el vigoroso realismo de su primera obra de madurez, narrada en 1846 con voz fría y firme, muy alejada de los inflamados tonos de Angria. De hecho, a finales de 1839, Charlotte parecía dispuesta a poner fin a esta relación amorosa y literaria con su mundo juvenil, escribiendo una voluntad de separación formal de su subyugante mundo de fantasía: “Farewell to Angria”.


Páramos de Haworth

Pero lo que realmente la iría separando sin remedio de su mundo subterráneo ( “infernal”, llegó a llamarlo ) fue la experimentación continua de la pasión auténtica, del dolor auténtico, que aparecería con la figura de monsieur Heder ( mientras Branwell permanecía adicto a Angria ) ¿ Qué extraño poder tenía Angria sobre sus creadores? ¿Porqué le costó tanto a Charlotte desprenderse de su influencia mientras su hermano languidecía en la penumbra angriana? Charlotte acabó casándose con el señor Nicholls escogiendo la vida por encima del arte: su compromiso fue la continuación de su “Farewell to Angria”, una despedida a una existencia encerrada en la imaginación.

viernes, 25 de enero de 2008

La Reina Victoria se traslada

Getafe está de suerte: con Victoria les llega el salero y la gracia.

Aquí se le echará de menos...

Salve, Regina.


sábado, 12 de enero de 2008

31º Aniversario de la Muerte de Agatha Christie


"Cásate con un arqueólogo. Cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará ".

Agatha Christie.



Agatha Mary Clarissa Miller, nació el 15 de septiembre de 1891 en Torquay, una población ubicada en el condado británico de Devon. De familia acomodada, la niña que era de carácter retraído y tímido, era hija de Fred Miller y Clara Boehmer, lo cuales vivían de las rentas, hasta que el patriarca falleció dejando a la familia en la bancarrota y con numerosas deudas de juego.

En 1916 se casó con el piloto de aviación Archivald Christie, del que adoptaría el nombre con el que se la conoció mundialmente y con el que tuvo a su única hija, Rosalind.

Durante la Primera Guerra Mundial trabajó en un hospital, donde se le ocurrió la idea de escribir un relato sobre un envenenamiento que acabó llamándose “El misterioso caso de Styles” (1920) y que llevó a diversas editoriales, logrando publicarlo dos años después. Pese a las trabas que encontró para editarlo, fue un rotundo éxito de ventas, hasta el punto que el periódico The Weekly Times, decidió adquirir los derechos para publicarlo en entregas.

En un principio, y pese a este logro literario, la joven Agatha no tenía ninguna intención de continuar con su faceta de escritora, pero las penurias por las que pasaba su familia le llevaron a continuar escribiendo y crear de este modo personajes tan universales como el de Hércules Poirot y Miss Marple.

Lo cierto es que la vida de Agatha Christie también tiene episodios envueltos de misterio. De hecho tras la muerte de su madre y el abandono de su marido por su secretaria, sufrió un episodio de amnesia, ya que apareció su coche abandonado en la carretera y no se supo nada de ella hasta once días más tarde. Momento en el que apareció registrada en un hotel con los apellidos de la amante de su marido. Al parecer, al no acordarse de su identidad, había publicado una carta en el periódico para ver si alguien la identificaba, pero al firmar con otro apellido, nadie la reconoció. Al final la encontró su familia y la internó en un psiquiátrico durante un par de meses.



Posteriormente, decidió viajar sola en el Orient Express a Bagdad, lo que le servirá como inspiración para la obra, “Asesinato en el Orient Express”. Además durante este viaje conocería a su segundo marido, Max Mallowan, un arqueólogo 15 años menor que ella, lo que le llevaría a partir de ese momento a vivir tanto en Gran Bretaña como en numerosos países de Oriente.
Las experiencias vividas durante estos viajes le sirvieron para crear obras como “Asesinato en Mesopotámica” (1930), “Muerte en el Nilo” (1937) y “Cita con la muerte” (1938).

Sin embargo, esta escritora no solo escribió obras de misterio, también realizó novelas románticas y libros de poemas que firmó bajo el pseudónimo de Mary Westmacott. Entre sus obras de teatro destacan “La Ratonera” que realizó para la Reina Mary y que estuvo representándose en Londres durante 50 años, y “Testigo de cargo”, que fue llevada al cine.

La escritora, finalmente en 1971 fue condecorada con la Orden del Imperio Británico y falleció en 1975, tras haber dejado como testigo de su vida, una autobiografía que le llevó quince años escribirla.

Algunos de sus cuentos podeis leerlos aquí mismo.


martes, 8 de enero de 2008

Tal día como hoy nacía Wilkie Collins

William “Wilkie” Collins ( 8 de enero de 1824 - 23 de septiembre de 1889) fue un gran novelista y dramaturgo inglés. Muy popular en su tiempo, encontró tiempo entre su muy ajetreada vida familiar y amorosa para escribir 27 novelas, más de 50 historias cortas, al menos 15 obras de teatro y más de 100 piezas de no ficción.

Se dedicó a escribir después de haberle ido mal tanto en los negocios como en la abogacía o la pintura ( era hijo del célebre pintor paisajístico William Collins, a quien dedicó su primer libro, Memorias sobre la vida de William Collins , en 1848 ) . En 1851 comenzó una fructífera colaboración con Charles Dickens, en cuyas publicaciones aparecieron por primera vez trabajos como La Dama de Blanco, y con el que escribió la novela Calle sin Salida en 1867.
Considerado uno de los creadores de la novela policíaca, con una narrativa caracterizada por la atmósfera de misterio y fantasía, el suspense melodramático y el relato minucioso, su novela, La Piedra Lunar ( 1868 ) supondría un gran paso en la evolución de la novela de misterio, con una estructura narrativa poco convencional, epistolar, en la que las distintas partes son narradas por distintos personajes. Por ejemplo, el retrato realista del sargento Cuff en La piedra lunar constituye la primera exposición en la narrativa inglesa de un detective en su trabajo.

El escritor argentino Jorge Luis Borges fue quien rescató del olvido la obra de Collins, considerándolo como una de sus mayores influencias literarias.


Aquí tenéis más información en castellano y en inglés.

sábado, 5 de enero de 2008

Juvenilia Brontiana: lecturas para el 2008 ( I )





Cuando Charlotte Bronte murió en 1855, dejó tras de si veinte páginas de una novela que presagiaban su obra más irresistible desde Jane Eyre. Ciento cincuenta años después, una tal Clare Boylan tubo la desfachatez de , utilizando tan escueto material, acabar la novela, un relato sobre una joven misteriosa, Matilda, quien es llevada a una escuela de niñas en la Inglaterra provinciana. Cuando todo sobre los antecedentes de riqueza de la niña resultan ser una ficción, le toca a un caballero local, el Sr. Ellin, y a una viuda sin hijos, Isabel Chalfont, comenzar una búsqueda de su pasado y de su identidad que los lleva de las salas de la sociedad campestre a los callejones más sórdidos de Londres.



Aquí pudimos “apreciarla” gracias a la edición de Grijalbo, traducida por Esther Donato, y atribuida con más misterio que gloria, a Charlotte Brontë y “Otra Dama”.
Pero al mismo tiempo que se editaba este pastiche (J.M. Dent & Sons Ltd., Londres, 1980 ), saltaba la noticia de la aparición de un inédito de Charlotte Brontë, una novelita juvenil, Stancliffe’s Hotel , que ahora podemos disfrutar de la mano de Imagica Ediciones y su colección “El País de las Damas”.



A Mina Laury y el Hotel Stancliffe, le han seguido también 2 volúmenes de La Saga de Verdópolis ( El Huérfano y El Enano Verde) y otros tantos del las aventuras en El Reino de Angria ( Nobleza de Verdópolis y Reino de Angria)




Yo ya los tengo en la mesilla de noche...