Translate

jueves, 28 de octubre de 2010

Visita al Cementerio...y encuentro con Tommy Atkins.

Ya sabeis que soy una ran aficionada a visitar cementerios con algún interés histórico,artístico o botánico. Pero por estas fechas ni se me pasa por la cabeza acercarme a ver a las abuelas limpiar nichos y poner flores de plástico.

Así que, por Todos los Santos, cementerios sobre el papel.

De entrada, leyendo Johnny y los muertos, del siempre ligero y divertido Terry Pratchett, descubro una explicación de porqué a los soldados británicos se les llamaba "Tommies" y que, a falta de ser contrastada, os copio aquí mismo:



"Durante la gran guerra (...) cuando alguien se alistaba en el Ejército tenía que rellenar la cartilla (...) El nombre, la dirección y todo eso. Y para ayudar a hacerlo, el Ejército elaboró una especie de guía, y en la guía, en el lugar en el que ponía "Nombre", pusieron "Thomas Atkins". Era un nombre como cualquier otro. Sólo servía para mostrar dónde había que escribir el nombre. Podrían haber puesto "John Smith". Pero...bueno, se convirtió en una especie de broma. Tommy Atkins pasó a significar soldado de a pie..."

Del porqué a los alemanes se les conocía como "Jerries" no sabemos nada aún...
Y, sin salir del cementerio inglés como refugio adolescente, recomendaros una visita al que Neil Gaiman ideó para proteger al pequeño Nadie de las ansias asesinas de un extraño y siniestro cónclave misterioso.
Ambas, lecturas muy recomendables entre libros más "farragosos".


Ilustración original de Dave McKean y preciosa portada de la edición polaca.


Ya con peores intenciones, podemos adentrarnos en el oscuro cementerio de Midiam, ideado por la macabra mente de Clive Barker para otorgar asilo al monstruo que todos llevamos dentro...cuando sale. Incluso a mi me da cierto reparo acercarme...y suerte que se llevó a la pantalla en los primeros noventa y ahora da un poco de risa. Pero poco.

Evitad los autobuses atestados de ancianitas.

Contemplad el cementerio desde debajo de la manta.





Pratchet, T.; Johnny y los muertos. Traducción de Albert Bitó i Godina. Timun Mas. Barcelona 2010. p. 99.

Gaiman, N.; El libro del cementerio.Tradución de Mónica Faerna. Roca Editorial. Barcelona, 2009.

Barker, C.; Cabal. La Factoría de Ideas. Madrid, 2010.

lunes, 18 de octubre de 2010

Apsáalooke Talisman.


▲▲▲

Apsáalooke Talisman

by ▲under the pyramids▲


I feel the magic running through my veins…

My Apsáalooke Talisman is finally here.

No French strike couldn’t stop his trip.

The crows wings brought it closer to me.

Thank you, Mathyld.

( And, I'm sorry for my english...)









ΔΔΔI think you must like this video.ΔΔΔ

video

martes, 12 de octubre de 2010

Este si es mi Elvis...


... y esta su postura original.
Mi santo no se cansa de hacerle fotos en las posiciones más ridículas y con las caras más extrañas.
A esta la llamó: "Elvis ¿que t'has fumao un porro?". Clickad para hacerla más grande y verle la cara.
Mi santo es un poeta.


martes, 5 de octubre de 2010

Elfman & Burton. Burton & Elfman : 25th Anniversary





Edición limitada de 1.000 unidades.
499 dólares USA ( más gastos de envío y que no te la retengan en Aduanas ).
Con ustedes: la caja de música que celebra y contiene los 25 años de feliz ( a ratos ) colaboración entre Tim Burton y Danny Elfman: Pee-Wee-s Big Adventure, Beetlejuice, Edward Scissorhands Ballet, Mars Attacks, Big Fish, Alice...libro, vídeo, fotos. TO-DO.





Tooooooooooooooooooda la información, aquí:


Disponible en Diciembre.
Si existiesen los Reyes Magos...



viernes, 1 de octubre de 2010

Reentré: la mesita tiembla.


Bueno, tampoco tiembla tanto. Este par son pequeños y ligeros pero no por ello menos deseables.
Tras el éxito sartenero de Winesburg, Ohio os propongo seguir leyendo a Sherwood Anderson con estos Cuentos reunidos que nos ofrece DeBolsillo. No os perdáis la crónica de El ojo en la paja.






Para los que estemos más necesitados de humor y ligereza, El acantilado nos invita a entrar en el mundo de La tía Mame de Patrick Denis.

"Un niño de diez años queda huérfano en la poco edificante América de mil novecientos veinte y es puesto bajo la potestad de una dama excéntrica, obsesionada por estar à la page, vital, caprichosa, seductora y adorable. Junto a ella, pasará los siguientes treinta años en una espiral incesante de fiestas, amores, aventuras y diversos golpes de fortuna. El lector, atónito, suspendido entre la fascinación de advertir muchos de los risibles tics de su propia época y la carcajada explosiva de quien se ve arrastrado hacia un vertiginoso torbellino, vivirá lo cómico en todos sus registros, «desde el dickensiano hasta el pastel lanzado a la cara» (en ajustadas palabras de Pietro Citati). Y todo ello por obra y gracia de una de las tías más inolvidables que haya concebido nunca un escritor moderno, cuyo perfume sentimos flotar en el aire, con las lágrimas presentes aún en nuestros ojos, mucho después de haber cerrado el libro."


Si queréis hacer una prueba, pasad por El Boomeran(g) .





¡Tanto libro y tan poco tiempo!