Translate

lunes, 26 de enero de 2009

Emily Brontë de Winifred Gérin.

Ya me han liado para que escriba en un blog "serio": llegirencasdincendi.obolog.com.
Aquí podeis leer mi opinión ( positiva ) sobre esta biografía de Emily Bronte.



10 comentarios:

Luciana dijo...

Parece ser un libro recomendable. Aunque tendré que ver si en mi ciudad se puede conseguir.

Samedimanche dijo...

Luciana: si quieres cosas de españa, te las podemos enviar por correo.

La Abutrí de Getafe dijo...

Se supone que el tai-chi es para relajarte señora!!.

Si es que ella tiene que estar todo el día con la pluma en la mano!!.

Como siempre te haré caso...

Insonrible dijo...

Que tu nueva aventura sea muy motivadora, señora. Alucino que todavía se sigan escribiendo libros sobre las Brontë y Dickinson y compañía... Claro, como no pueden replicar las pobres...

grachula dijo...

HACE MUCHO QUE QUERÍA ENCONTRAR LA BIOGRAFÓA DE EMILY BRONTE.POR LO QUE PUDE LEER EN FORMA MUY SINTÉTICA, TUVO UNA VIDA MUY DURA.
VERÉ SI LA PUEDO CONSEGUIR
GRACHULA

Cristina dijo...

Felicidades por la colaboración: muy buena reseña, sí señor.

Aunque yo sigo sin entender por qué les ha dado ahora, casi 40 años después de la publicación original, por traducirla al español. Quiero decir, hay cosas mucho más nuevas, pequeños halllazgos y demás que se han ido sucediendo en estos años. Mucha gente considera que la bio más importante sobre Emily es la de Edward Chitham (no estoy de acuerdo, creo que como con las adaptaciones de Cumbres borrascosas, la definitiva - de ser factible - aún está por llegar. Esta chica era así).

A mí Gérin me gusta bastante (he leído todas sus biografías menos las de Horatia Nelson y Ann Thackeray Ritchie) y aunque a veces le da por creerse demasiado al pie de la letra los escritos juveniles, su estilo a la hora de manejar datos es impecable, sobre todo teniendo en cuenta que la investigación entonces no era tan cómoda como ahora. Pero si hay algo que hace que la de Emily sea la biografía suya que menos me gusta es que se le vaya tanto la cabeza con lo de las visiones místicas y lo de que Emily deseó su propia muerte.

Samedimanche dijo...

Cristina: a mi la tendencia mísrica me convence, pero no la suicida. La desgana o la desilusión, el cansancio, no tiene porqué estar obligatoriamente ligado con las ganas de morir...como diría mi abuela "se le calleron las alas".

Toronto dijo...

Samedí! Felicidades por esas colaboraciones! Es que... nena, tú vales mucho. Y ese cambio de banda sonora... calentando motores para los Tindersticks!

roberta dijo...

Enhorabuena por la reseña, tengo este libro en la mesilla y creo que me animaré con él este febrero. Por cierto, ¿este blog no era ya "serio"? ;-)

María dijo...

Vaya...muy interesante. Adquirí esta biografía en Navidades...aún no he leido,...ya veremos qué tal?? Besines