Translate

jueves, 5 de febrero de 2009

Basados en hechos reales.

Aprovechando la celebración de BCNegra, reflexiono sobre hechos delictivos reales que, por muy escabrosos que sean ( o absurdos, que de todo hay ), siempre superan a la ficción.
Yo soy de las que leen novelas de crímenes porque sé que no son de verdad...el telediario si que produce escalofríos y no el pobre John Connolly.
Claro que, a veces, te encuentras con esa especialidad que son las narraciones de "crímenes reales". Como en botica, hay de todo, auténtica pornografía y relatos de enjundia...y, en medio, de casi todo. Y esta vez puedo hablar de dos libros a tener en cuenta. A la altura de La canción del verdugo, A sangre fría o Felices como asesinos ( el libro más desagradable que he leído en mi vida ), pero ambientados en el siglo XIX, quiero recomendaros La octava víctima de P.D. James y El asesinato de Road Hill de Kate Summerscale. Ambas damas escabrosas.
En orden cronológico, el libro de P. D. James ( en colaboración con T.A. Critchley ) narra un crimen acaecido en el Londres de 1811 y nos muestra los orígenes de la policía metropolitana y la investigación criminal tal y como las conocemos.
El de Kate Summerscale narra el asesinato del pequeño Saville Kent una noche de verano de 1860.


Arriba: Miss Constance Kent. Abajo: William Saville-Kent ( posteriormente, famoso biólogo marino ). Ambos, hermanastros de la víctima.



Pero que nadie espere una "novela" porque este libro es una relación de los hechos acontecidos, la investigación y las reacciones desatadas. Pero también resulta muy interesante ( si bien, no del todo exhaustivo) como ensayo introductorio a la figura del detective de ficción, inspirado en el aún lampiño cuerpo de detectives de Scotland Yard.

Así, por El asesinato de Hoad Hill aparecen una serie de personajes literarios de la altura del del Dupin de Poe, el Sargento Cuff de La piedra Lunar o el Señor Bucket de Casa desolada.

Un viaje por la historia criminal anglosajona de lo más entretenido.

  • P.D. James y T.A. Critchley: La octava víctima ( The Maul and the Pear Tree, trad. de Esteban Rimbau ). Barcelona: Zeta, 2008. 310 p.
  • Kate Sumerscale: El asesinato de Road Hill ( The Suspicions of Mr. Whicher, trad. de Roberto Frías Llorens ). Barcelona: Lumen, 2008.408 p.

4 comentarios:

Luciana dijo...

Asesinatos en la época victoriana...una debilidad morbosa.

Cristina dijo...

Qué buena entrada. A mí el de Kate Summerscale me pareció muy interesante, no sólo por el caso Saville en sí, sino por cómo intercala el caso con todo el contexto histórico y literario.

roberta dijo...

Veo que seguimos compartiendo ciertos "lugares comunes". Crímenes + época victoriana: libro que devoro directamente... ¿Morbosilla? Si, mucho!!!

Samedimanche dijo...

Chicas, no es morbo...es afición por el género humano.