Translate

jueves, 16 de junio de 2011

El libro electrónico...¿lo carga el diablo?


Mi mesita de noche respira aliviada... porque a partir de ya, 1.000 libros pesan 200gr.
Si, me he pasado al libro digital.
Es que desde que Rufinito apareció en el horizonte, le fui perdiendo el miedo y llenando la hucha. Y ya está aquí.
No nos engañemos: no huele como un libro, no tiene la textura ni la intimidad personal de un libro... pero es que no es un libro. Es una pantalla en la que lees ( la mar de bien ) libros y para la gran cantidad de libros olvidables que una llega a leer a lo largo del año, no vale la pena talar un sólo árbol más.





Eso si, el mercado de momento me tiene muy poco contenta...porque ¿qué sentido tiene que descargarte un libro sea prácticamente tan caro como comprarlo en papel? A parte del ahorro de espacio y de la facilidad de transporte (¡Ay, esos Pilares de la Tierra en el metro...!), sólo se me ocurre la falta de remordimientos a la hora de borrar un "archivo" prescindible  porque, al no mirarte el libro con ojitos tiernos, te es más fácil olvidar que te costó un buen dinero.
Suerte de Gutemberg y demás proyectos, que nos facilitan el acceso a horas y horas de lectura gratuita.
Por lo demás, feliz con la compra. Ahora mismo Cold Turkey, 1.280 almas y los dos primeros volúmenes de Juego de tronos ocupan lo mismo que una libreta de las de caligrafía. Ideal para el calor.

18 comentarios:

dina dijo...

Ves?esto no acabo yo de verlo, lo quiero tener pero como q me da cosa, parece una especie de traición no?

Toronto dijo...

¡¡¡¡ABUELAAAAA!!! ¡Pero qué moderna es!

Mar dijo...

Ya sé que nunca se puede decir nunca jamás, pero... No creo que nunca use un e-book.
De llevar tanto peso me saldrá joroba, lo sé, pero, ¿no mola una "txepa" literaria? ¿Eh, eh, eh?

Elena Rius dijo...

Sí, yo también estoy muy tentada de pasarme al ebook porque, como bien dices, leemos tantos libros olvidables al cabo del año que, ¿para qué talar tanto árbol? Me frena por ahora la diversidad de aparatos: unos soportan unos formatos, otros, los de más allá... Oigo además que pronto Telefónica acaba a sacar un dispositivo muy barato que leerá todos los formatos. ¿Será eso cierto? No sé, voy a esperar un poco aún.

Luciana dijo...

Vengo con ganas de comprarme uno desde hace tiempo, pero por acá, la venta de libro electrónico recién comienza y no me atrae pagar en euros o en dólares.
Saludos.

littleEmily dijo...

Me lo estoy planteando también pero me cuesta mucho renunciar al papel, aunque lea bodrios, que para los pocos que leo al año no compensa. Sí que lo haría el descubrir muchos más libros buenos, en fin... sigo pensando ;)

Cristina dijo...

¡¡Un Rufinito más en el mundo!! Felicidades por la gran adquisición. Ya verás cómo le sacas partido.

Es cierto que no es como el papel, pero también le irás encontrando su encanto, es cuestión de acostumbrarse.

Aparte de bucear en el proyecto Gutenberg te recomiendo también una expedición (eso sí, deja miguitas o una cuerda para saber volver o te quedarás allí) al Internet archive: http://www.archive.org/ Allí también hay montones de libros.

Insonrible dijo...

Yo, por ahora, me reservo para más adelante ese ingenio tecnológico.

Pero reconozco que es ideal para esos leer esos libros por los que no te gastarías ni un duro.

Samedimanche dijo...

Jajaja...como os veo, me vi y nunca digas "de este agua no beberé" ni "este cura no es mi padre". De aquí a nada todos tendréis uno aunque sólo sea para leer informes áridos y sesudos...son la nueva plaga: la invasión de los e-readers...os harán una copia en una vaina y -¡zas!- os comprareis un libro electrónico.
En serio ya: de verdad que tiene sus virtudes al margen de las apasionantes lecturas en papel.

Crafty-Marta dijo...

Yo tampoco le veía la gracia pero ahora que lo tengo estoy encantada con mi Kindle. Me lo ha regalado mi marido tras el nacimiento de nuestro segundo hijo. Leo mientras le doy el pecho incluso en las tomas nocturnas. No pesa nada, puedo ampliar el tamaño de letra para leer mejor por la noche, tiene una funda con luz...
Ahora, esta misma mañana me he comprado tres libros "de papel". Yo creo que pueden convivir ambos formatos.

Oscar dijo...

La primera vez que vi un Kindle (siendo como muchos muy reacio previamente a estos aparatos) me pareció extremadamente practico, util y ligero. Luego me gusto aun más el Nook que venden en Barnes & Noble y ahora con el Nook Color, probablemente la proxima vez que vaya a USA me traiga uno...

No creo que sean incompatibles para nada con el libro tradicional.

Alicia dijo...

Estoy de acuerdo en que ambos pueden convivir perfectamente. Aunque parezca imposible para algunos,...nos veremos con nuestro e-book. ¡¡A mí también me ocurrió!!

Samedimanche dijo...

Crafty-Marta, Oscar, Alicia...me alegro de que estemos todos de acuerdo. Nos gustan las historias y historias tenemos, nos gusta leer y leemos y nos gusta el papel y las ediciones bonitas...y las seguimos teniendo. O ¿quién se resiste a una visita a una librería?

Oscar dijo...

Yo no, desde luego... me voy a una libreria de cabeza.

Samedimanche dijo...

Claro! Yo también me estoy arruinando con las ofertas de The Book Depository y la lista para la próxima visita a Shakespeare & Co. ya alcanza dimensiones alarmantes...^_^

littleEmily dijo...

No me quiero ni imaginar qué harás cuando empiecen a aparecer libros interesantes de la nada en el viaje. ¡Ay las maletas!

tarta dijo...

Yo tengo mucha curiosidad por el proyecto 24 symbols, el spotify de los libros. Me hice con un ebook y tras el subidón de la novedad, ya no volví a utilizarlo :(

Samedimanche dijo...

Tarta, yo estoy en una fase similar: ha sido llegar el reader y aparecer de la nada un montón de libros en papel la mar de interesantes...lo que son las cosas!