Translate

sábado, 27 de agosto de 2011

A las afueras: visitando Giverny ( o Paris III )






A pesar de pasar sólo seis días en París, uno de ellos lo dedicamos a visitar Giverny, un pueblo precioso ( tomado por los turistas pero todos bastante discretos y tranquilos ) a tan sólo unos kilómetros de la capital, donde vivió y pintó Claude Monet.
Un tren desde la Gare Saint Lazare nos deja en Vernon, desde donde un autobús te lleva a Giverny ( los más deportistas pueden alquilar una bicicleta o, incluso, acercarse caminando... son unos 5 kms. ) y sus maravillosos jardines.
La casa de Monet y, sobre todo, su jardín, son motivo de peregrinación para japoneses, americanos y catalanas snobs.
No os voy a dar la brasa con el día tan bueno que pasamos ( si mi santo me pilla haciendo una sola foto más de cualquier tipo de flor, se divorcia )... aquí tenéis casi toda la información que podáis necesitar si os pica la curiosidad.
Muy, muy recomendable.








8 comentarios:

Noelia dijo...

¡Déjame que me muera de la envidia! ¡Tengo unas ganas tremendas de viajar hasta allí! Ver ese jardín, ese puente mil veces visto en tantas exposiciones...¡Eres afortunada!

Laura Uve dijo...

Qué maravilla... a mi me pasa algo parecido con mi pareja cuando me pongo a fotografías flores, hojas....

Un abrazo!!

Oscar dijo...

Cuando me vaya otra vez de viaje te llamo para que me lo prepares tu....
Sorprendente.

Samedimanche dijo...

Noelia, tu que eres artista lo disfrutarás mucho... a parte de la casa de Monet hay un muso impresionista, estudios de artistas y unos alojamientos rurales maravillosos. Estoy pensando seriamente en retirarme allí unos días...
Laura, tremenda la manía que tienen las parejas a las fotos de flores...;D A ti no te dicen que son todas iguales? Menudo disparate...
Oscar, hecho. Alguna vez he pensado en ofrecer mis servicios profesionalmente...Lo paso bien antes, durante y después porque soy de las anticuadas que aún hacen álbum de fotos ¡¡de papel!!

Elena Rius dijo...

Yo también le tengo muchísimas ganas. El año pasado estuve a punto de pasarme por allí, de camino hacia Normandía. Pero no hubo tiempo. Por lo que dices, lo recomendable sería instalrse unos días en un alojamiento rural cercano y disfrutar a fondo de la casa y los jardines. Habrá que planearlo para el futuro.

dina dijo...

Caray es realmente precioso, la casa es una monada.No me extraña nada que le diera por la pintura con semejantes paisajes...

Toronto dijo...

Es-pec-ta-cu-lar! Ahí sí me quedaba yo a vivir (pero prohibiendo la entrada a los turistas, lo siento!). Venga, póngase el aire acondicionado y vuelva al ordenador, queremos más crónicas parisinas!

Cristina dijo...

¡Qué maravilla! Yo de momento me conformo con las fotos, que son una delicia.